Bajo el epígrafe de la «Proyección de la Región Andina hacia la creciente demanda de alimentación mundial», los ministros incidieron en que la agricultura familiar supone un pilar fundamental de las economías de sus respectivos países, que es necesario proteger por su componente cultural, social y ancestral, así como potenciar la actividad en el ámbito comercial.

«Hay un desafío importante de dar de comer a 2.300 millones de personas más en los próximos años. América Latina tiene no solo recursos y diversidad, sino dos realidades agrícolas que de alguna manera se cruzan en el mundo andino: Una agricultura del agro-negocio y una agricultura familiar campesina», sostuvo el titular ecuatoriano de Agricultura y Ganadería, Rubén Flores.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia, Juan Guillermo Zuluaga, resaltó que los propósitos de la cita son «reactivar el consejo andino de ministros y dialogar sobre un tema fundamental para el desarrollo de nuestros países, la agricultura familiar». Coincidió que en este último campo «hay avances, pero todavía el camino es largo», y confió en que la próxima cita incluya al representante boliviano, que por cuestiones de agenda no asistió al consejo en Quito.

El titular de Agricultura y Riego de Perú, Gustavo Eduardo Mostajo Ocola, rescató el papel importante que cumplen este tipo de reuniones para analizar «una agricultura común, justamente el Ande». Y reveló que en el caso peruano, la agricultura familiar se constituye en el 80 por ciento de la canasta básica nacional y que el 97 por ciento del sector productor, que abarca 2,2 millones de personas, pertenece al ámbito de este tipo de modalidad, que consideró «el eje principal de la seguridad alimentaria en el país».

Tras finalizar esta reunión se procedió a firmar el Acta de Reunión que adjuntamos en la parte inferior.

Compartir en: