Mediante dosificación y aplicación de kits veterinarios en la comunidad de Aguas Termales, distrito de Carumas

Con el objetivo de proteger los medios de vida pecuarios de los productores altoandinos, Agro Rural del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) inicia la campaña de dosificación y aplicación de 300 kits veterinarios para proteger 300 000 cabezas de ganado ovino y camélidos sudamericanos durante las bajas temperaturas en la región, como parte del Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2021.
PUBLICIDADAsí lo dio a conocer, la directora ejecutiva de Agro Rural, Roxana Orrego Moya durante la aplicación de antiparasitarios, vitaminas, antibióticos veterinarios en la comunidad campesina de Aguas Termales, en el centro poblado de Pasto Grande, distrito de Carumas, provincia de Mariscal Nieto, donde se tiene programado atender a 150,000 cabezas de ganado con estos productos veterinarios.

Detalló que, de esta manera se previene enfermedades infecciosas y parasitarias que puedan afectar el estado de salud animal y del grupo en su conjunto, sobre todo durante los descensos extremos de temperatura.
“El Nuevo Agro Rural realiza estas acciones de forma integral y en articulación con el Comité de Gestión Regional Agrario-CGRA, conformado por el Gobierno regional y local, entidades dependientes del Midagri y líderes campesinos”, informa la funcionaria.


8,500 cabezas de ganado protegidas por cobertizos
En compañía del Gerente Regional de Agricultura, los alcaldes distritales de Carumas, Cuchumbaya, Ichuña, y otras autoridades, Orrego Moya, también realiza la supervisión y seguimiento 2021 de zonas destinadas para la construcción de 40 cobertizos que protegerán 4,000 cabezas de ganado en el distrito de Carumas.

Y a nivel regional se tiene programado la ejecución de un total de 85 cobertizos a fin de proteger a 8,500 cabezas de ganado. Para ello, también se ha destinado 45 cobertizos en el distrito de Ichuña, provincia de General Sánchez Cerro, para el resguardo de 4 500 animales vulnerables a las heladas.
Estos módulos para el resguardo animal también facilitan la esquila de fibra o lana, clasificación de hatos, manejo sanitario y otras buenas prácticas ganaderas, así como la delimitación de los sistemas de producción y análisis de riesgo.

Fuente: https://andina.pe/

Compartir en: