Desde la Confederación Nacional Agraria nos sumamos a las muestras de rechazo ante las nefastas prácticas que viene realizando la minería ilegal de oro en nuestra amazonía. El dia de ayer la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA) y la Amazon Conservation Association (ACA), sacaron a la luz imágenes que nos muestran la deforestación sufrida, por nuestros bosques, la cual supera a 2300 canchas de futbol.

Solo entre enero y junio de este año, la minería ilegal de oro degradó 1.725 hectáreas de bosque en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, en Madre de Dios, siendo los puntos críticos: la zona conocida como La Pampa y el alto Malinowski.

Cabe recalcar que estas áreas deberían servir de protección para una de las reservas más biodiversas del mundo, pues nuestro país en especial la amazonia destaca mundialmente como un territorio lleno de variedad, ubicada a lo largo de toda su extensión.

Es lamentable observar como toda la naturaleza que durante miles de años protegieron y respetaron nuestros pueblos indígenas y originarios, sea destruido hoy de la manera más irresponsable y con el único fin de lucrar.

La minería ilegal no genera beneficio alguno para la población en la cual realiza sus actividades, su accionar sólo destruye el medio ambiente y a los que ahí habitan. Estos daños no solo son a corto plazo, la futuras generaciones no podrán apreciar la belleza de nuestro paisajes y lo peor de todo es que es un futuro cercano.

La situación crítica de nuestra amazonía, se agrava con las pocas acciones que toma el gobierno, quien no tiene políticas claras y establecidas, ya que su labor centralizada deja de lado los lugares más alejados, pero no menos importantes; las labores de fiscalización deben ser mayores, permanentes y efectivas.

Compartir en: