La agricultura peruana necesita ser repotenciada con la renovación total de las semillas de los principales cultivos andinos, comenzando por la papa, que es el primer producto en volumen de producción y también en cuanto a consumo, señaló la directora ejecutiva del Centro de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica de la Papa y los Cultivos Andinos (Cite Papa), Ing. Celfia Obregón Ramírez.

La especialista presentó un informe técnico de la plataforma que dirige, el cual pone de manifiesto las debilidades y vulnerabilidades de la agricultura andina. La principal debilidad radica en el hecho de que la totalidad de nuestros productores hacen resiembra de semilla propia (producto del mismo cultivo, sembrado una y otra vez) y no cuentan con medios ni alcances técnicos para producir semilla de calidad y, menos aún, para adquirirla en el mercado.

Según el informe, es importante que el Estado pueda desarrollar una estrategia nacional de semilla, en primer lugar, para prevenir problemas de seguridad alimentaria y mejorar la productividad, lo cual traería una cadena de beneficios que se reflejarán en mayor rentabilidad para el productor, que cosechará mayor cantidad con menos gasto y menos contaminación, pues una buena semilla no requiere agroquímicos, y este impacto es muy importante. Por otra parte esta cadena benéfica ofrecerá productos de calidad a mejores precios para el consumidor.

Los Andes son el mayor abastecedor de alimentos de las grandes ciudades. La alimentación de los más de nueve millones de habitantes de Lima, depende en más de 70% de lo que se siembra en las regiones andinas. Debemos tener estrategias de seguridad alimentaria frente al aumento poblacional, frente al cambio climático y también ante el reto de una alimentación saludable. Tenemos la mayor despensa de superalimentos, una categoría con gran demanda mundial y por tanto, también existe un desafío comercial. Son parte de las precisiones y recomendaciones del informe.

ENLACE: AGRARIA

Compartir en: