BDO, la quinta consultora financiera más importante del mundo, desarrolló en el departamento de Piura el seminario “Implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) en el sector Agrario”, teniendo en cuenta que el sector es un motor clave que impulsa la economía nacional peruana.

Según el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), en el primer semestre del año, el sector agropecuario experimentó un crecimiento acumulado de 8.4%, en comparación al mismo período del 2017.

En la actualidad, Lima, Ica y la región norte del Perú, concentran más del 75% de la producción de la agricultura de exportación. En esta última zona, es donde se ubica la mayor cantidad de empresas agroindustriales y agrícolas.

Por tal motivo, al tratarse de un sector que desempeña un importante papel dentro de la actividad económica del país, es de gran interés que las empresas presenten su información financiera de acuerdo a las NIIF.

En el encuentro que reunió a los profesionales contables y empresarios del sector agropecuario, se brindó información que próximamente entrarán en vigencia y presentó el impacto en los estados financieros que tendrían en su implementación.

La implementación de la NIIF 15 podría afectar a la base de cálculo de la participación de utilidades, del impuesto a la renta, los esquemas de retribución variable de los empleados, el cálculo de los covenants bancarios; o tener impacto sobre la propia política de dividendos de una empresa, entre otros impactos.

Por otro lado, la aplicación de la NIIF 16 generaría un impacto significativo en los estados financieros debido a que introduce un nuevo modelo de reconocimiento de los arrendamientos operativos en la contabilidad del arrendatario.

Y la ejecución de la NIIF 9 “Instrumentos financieros”. Entre los principales destacan el cambio de principio para el reconocimiento del deterioro de los activos financieros, el cual se basa en las pérdidas esperadas a lo largo de la vida útil del activo, y deja de lado el modelo de las pérdidas incurridas, que contemplaba la anterior norma NIC 39.

ENLACE: LA REPÚBLICA

Compartir en: